domingo, 15 de enero de 2017

CHOLTALBACH



Estoy re-editando algunas entradas antigüas modificando todo el contenido, lo que sabia por aquel entonces quedo obsoleto y escaso. Ya no se cuantos viajes he hecho a Suiza en los últimos años, he perdido la cuenta pero me suena que unos pocos. Lo que si recuerdo bien es la buena gente que he podido conocer allí compartiendo varios de los mejores descensos. Barranquistas suizos que conocen su país mejor que un foráneo, sus montañas, el clima de cada canton, sus costumbres, la pronunciación a veces enrevesada de los barrancos! He intentado ser una esponja absorviendo información, aventuras y experiencias de cada uno. No hay cosa mas interesante que ir aprendiendo cada dia de la gente, nunca se sabe lo suficiente, somos perpetuos aprendices unos de otros. Hecho la vista atrás y pienso en todo un peregrinaje de circunstancias, de vivencias y de ensayos.





Cada vez nos hacemos mas viejos y perdemos la fuerza y la destreza con la que comienza un mozalbete, cuando te vas saciando con los años y has desbordado la pasión que te quedaba, esperas sentado en la orilla del mar como si de un exigente surfista se tratara, para coger esa ola gigante y que todo acabe (fanatismo y motivación), vivir del recuerdo. Nadie puede estar toda la vida haciendo lo mismo, no me entra en la cabeza, por eso admiro a los montañeros de la vieja escuela, los que con el paso del tiempo siguen conservando ese espíritu y la misma ilusión, al igual que los veteranos espeleólogos que llevan décadas explorando, y mantienen intacto su delirio y lujuria con la que empezaron en las cuevas.
En fin, sírvase esta reflexión personal a modo de entrada para presentar Choltalbach.



 
En el mismísimo centro de una diana, ahí se encuentra enclavado este descenso, absolutamente en el centro de Suiza. Es justo aquí mismo alrededor del barranco, el punto mas lluvioso con diferencia de todo el pais, la gente de este lugar en contadas ocasiones pueden ver el cielo azul sobre sus cabezas. El  cañon desemboca directamente en el lago de los 4 cantones, accesible y comodo puediendo elegir la mejor forma para afrontarlo, con combinación de coches o con uno solo. Para verificar el caudal, 3 opciones pero una de ellas poco practica ya que la visualización es del ultimo tobogán que cae a el lago y seria necesario verlo de frente, es decir metido en el lago. Otra de ellas es desde las dos pasarelas del final que se acceden por la orilla del lago, adjunto foto. Y la tercera opción es justo debajo del puente de la carretera en el comienzo.

Verificación de caudal, desde el lago
Línea Verde: Caudal ok
Línea Roja: Caudal alto
Verificación de caudal desde la ultima pasarela
C22. Caudal elevado en la foto

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 






 
 
 
 
 
Tramo final. Acceso para verificar caudal
Verificación de caudal en el inicio. Caudal elevado. Descendido
Mismo punto desde arriba. Caudal desfasado. No descendido
 
El aporte del caudal de Choltalbach no viene de ningún glaciar, no posee montañas que superan los 2.200 metros, no tiene una cuenca muy extensa... pero sin embargo siempre mantiene un caudal fuerte y raramente estará en condiciones, es sumamente fácil encontrar un caudal muy desfasao en cualquier época que pases. No tiene nada que ver con el deshielo después de la fusión primaveral, no influye el frio ni el calor. Durante 3 años distintos, en una ocasión lo he visto posible en verano, en otra ocasión lo he visto imposible en Noviembre, y la ocasión que lo pude hacer fue en Octubre ... solo hace falta una cosa y es que no haya llovido en una buena temporada. Retención natural paulatina y prolongada del caudal en valle y cabeceras.
 









 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El perfil de este cañon es técnico y de aguas movidas, sobre todo en su ultima parte que es donde se muestra mas violento. Pasajes delicados y agresivos te ponen a prueba y hacen que estes alerta en todo momento. Apenas tiene cascadas que superan los 20 metros pero sin embargo esta catalogado como v6a5, el caudal es elevado y potente. El agua pega con fuerza y hay que extremar precauciones. Este cañon es repetido en contadas ocasiones, posee un equipamiento de lo mas variado, desde químicos monopuntos hasta resaltos a falta de equipar en alguna ocasión y cascadas con un equipamiento muy somero.
 





 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





FICHA

-Acceso; Con dos coches inmediato, con uno 50 minutos.
-Descenso; 4 horas.
-Retorno; 20 minutos.
-Resalte máximo; 30 metros (en seco izquierda).

ACCESO Y APROXIMACION

Con 2 vehículos; para dejar primero el del final tomaremos la pequeña carretera que sale de Beckenried paralelos al lago que llega a unos grandes parkings de pago según la época, sino acertamos preguntar por Rütenen que esta pegado. Con el otro coche subiremos hasta el pueblo de Emmetten que esta 350 metros por encima y a 7 kilómetros y pico, nada mas pasar el pueblito y en bajada la carretera cruza un puente que es el comienzo del cañon. Aparcar donde mejor y bajar al rio directamente.
 
Con 1 vehiculo; Para subir andando al comienzo desde los parkings de abajo, seguiremos la carretera aun asfaltada en fuerte subida hasta donde termina y con un asentamiento de grandes troncos cortados que pasamos de largo, después no queda otra que coger la senda camuflada a la derecha y en ascenso que después de un rato enlaza con otra pista que la tomamos dirección el barranco, al rato esta pista acaba y sale otra vez senda a la derecha y en ascenso ya marcada en blanco y rojo y con carteles que indican Emmetten. Después de fuerte subida y varios quitamiedos que contemplan el cañon, ya arriba cruzamos un gran puente metalico que atraviesa al otro lado,  un prado inclinado nos acercara hasta debajo del puente de la carretera general y comienzo del cañon.
 

DESCENSO

Al principio debajo del puente, una zona de andar y algún salto hasta el primer encajamiento del rio que es fabuloso, con varios pasos técnicos y acuáticos, después otra pequeña zona de andar abierta hasta un nuevo encajamiento esta vez mas corto con un pasamanos por la izquierda para montar que evita un empotramiento de troncos en una poza estrecha, después se vuelve abrir,  la ultima traca es una sucesión ininterrumpida de cascadas por el agua y enormes pozas profundas entre buenas paredes, el ultimo salto-tobogan al lago es increible. Francamente un descenso a disfrutar de principio a fin. Muy bueno y muy acuático, muchos saltos posibles.
 
RETORNO
 
En el lago, hay que nadar 50 metros a la izquierda para coger la vereda que va paralela al lago, después tomarla en fuerte subida varias decenas de metros hasta que alcanza el final de donde acaba la carretera asfaltada, sin perdida hasta los parkings.

miércoles, 11 de enero de 2017

GOREZMETTLEN


Una de las mejores sorpresas del año, este pequeño descenso glaciar es realmente bueno. Andaba detrás de el desde que lo dio a conocer su aperturista. Posteriormente no a podido ser repetido por ningún equipo debido al elevado caudal que no desciende hasta que no se instala el frio de verdad. Habiamos pasado a verlo en un par de ocasiones y no había forma de verlo en condiciones. Es pequeño pero rabioso, corto pero peleon. Me encantan esta clase de descensos que pasan desapercibidos pero que te dan grandes emociones. Apuesto por este barranco, confio en que será uno de los mejores objetivos cuando se de mas a conocer.
 
Primera cascada desde arriba



Base de la 1ª. Poza problemática con caudal elevado
















Tobogán de 5. Contra por la izquierda
 
 
Tobogán de 5
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Situado en la carretera que cruza  Sustenpass, es a menudo el primer puerto de todo el pais en cerrarse y el ultimo en abrirse a causa de las grandes nevadas de la zona y la elevada altura. Normalemente cuando el barranco este factible, el puerto estará cerrado , por lo tanto para el acceso lo mas fiable será desde Wassen pero combiene  informarse del estado de los puertos para no dar vueltas innecesarias. La carretera hasta Färnigen esta todo el año abierta pero después la cortan cuando el Susten permanece cerrado, es fácil llegar en coche hasta el comienzo del cañon ya que ponen la barrera justo antes del túnel, a escasos metros después de haber cruzado el cañon.

 


El lugar es muy apartado, las vistas son espectaculares, la cuenca del barranco impresionante, los glaciares que lo alimentan con orientación sur, zona lluviosa y de retención muy grande, tremendísimo llano de cabecera, contención lenta y demorada del caudal. Es necesario un largo periodo sin precipitaciones y un frio prolongado para no tener serios problemas con el caudal. Aunque al ser tan pequeño y accesible de la sensación de tener mas manejabilidad a la hora de lidiar con los caudales.
 
Cuenca y cabeceras del cañon
C5 desde abajo
C5. También salto o tobogan
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 







Morfológicamente el cañon es un juguete. Corto, concentrado, mantenido, inaudito y explosivo. También muy lúdico, casi todas las pozas se pueden saltar, son profundas y esto gana aun mas el interés. En varias de ellas se generan movimientos de agua con su caudal normal, especialmente en la primera  poza una contra muy marcada y en el tobogán de 5 otra muy visible en la que la mejor opción para alcanzar la salida es lanzándote por el. Por desgracia nosotros lo cogimos con un caudal excepcionalmente bajo, meses sin precipitaciones y un asentado invierno con temperaturas siempre por debajo de 0 que hicieron suavizar el caudal, no tenían fuerza los movimientos del agua pero si se marcaban.
 
C16. Desde arriba
C16 desde abajo

Opinión personal. Verdaderamente me a sorprendido este pequeño descenso, me a gustado mucho. Solo puedo hablar bien de este cañon. Es cierto que para gustos los colores y que no tiene porque ser tan interesante para uno lo que a otro le gusta o viceversa, sin duda en la diversidad esta la riqueza pero lanzo una flecha al aire y animo a descubrirlo. Comparto esta información suplementaria con todo mi cariño para que podamos disfrutar y conocerlo aun mas y mejor.


 

jueves, 29 de diciembre de 2016

SCHWARZE LÜTSCHINE


Este cañon glaciar siempre lo tenia como ultima opción, he priorizao siempre cualquier otro, no se porque, creo que por las fotos e información que había no me atraían lo suficiente. Incluso he repetido un puñado de descensos antes de plantearme este barranco. No me considero coleccionista de barrancos, sino mas bien selecto. Tampoco me importa repetir los descensos que merecen la pena aunque siempre prefiero hacer nuevos. No lo descartaba del todo, pero hay barrancos y lugares que no se porque, no entran en mis planes. Por supuesto que este no era el caso, pero vas haciendo primero lo que mas te atrae y te llama la atención, también hay que contar que no siempre vas con la misma gente, por lo menos en mi caso, y que siempre hay que cuadrar los barrancos que quieren unos con los cañones que quieren otros, a veces toca repetir pero no pasa nada.
 


 
El sitio donde esta y sus alrededores es lo que mas me gusta. Grindelwald es un pequeño paraíso en todos los sentidos, esquí, alpinismo, trekking, vistas tremendas de las paredes del Eiger y grandes merengadas en cotas altas, ambiente muy alpino por todas partes. El cañon desde fuera llama mucho la atención, aunque hace un curva muy pronunciada al final y ni se aprecia el tajo, todo esta muy a la vista. Cauce tremendamente roto, ancho y plato en su final, repleto de grandes toneladas de piedras, detritos y sedimentos glaciares. Ver la embergadura que tiene el cauce al final y el estrecho cañon que le precede, te hace pensar que tiene que ser un autentico soplete de alta presión escupiendo colérica fusión glaciar en las tempranas épocas estivales.
 







 
El acceso es de lo mas original. Unos antiquísimos peldaños de madera ayudan a vencer el marcado desnivel del comienzo. Unas grandes placas de roca que hay que superar para llegar a la parte superior al borde pero el otro lado del cañon. Dos opciones desde aquí, o bien se rapela del extremo de la pared hasta el fondo del rio, son unos 40 metros, o sino se pasa al otro lado, a la pared izquierda orográfica, para eso hay que usar el cable de acero que hay instalado, polea de acero totalmente recomendable, no hay apoyos para pies, es una tirolina al mismo nivel. Después se sigue subiendo por una tartera en dirección al rio que en pocos minutos llega al comienzo. El engorro de tener que atravesar el cable de acero suponen 3 o 4 obstáculos mas del cañon que en mi opinión no merece la pena.

















 
 


El cañon morfológicamente no esta muy enclausastrado, el cielo se ve en todo momento (algo extraño en este tipo de cañones)  pero el cauce se mantiene estrecho y el escape es imposible. El color del agua es especialmente bonito. Hay muchos destrepes delicados, este cañon esta a medio equipar, tuvimos que meter en tres ocasiones parabolt y aun y todo dejamos bastantes resaltes sin instalar, lo que queda es un equipamiento minimalista, a tener en cuenta para futuras visitas. El aporte de caudal es de un inmenso glaciar, un universo mineral en retroceso. Este colosal glaciar tapaba por completo el cañon hasta hace tan solo tres décadas, el réchauffement esta haciendo estragos cada año que pasa y sobre todo en algunos glaciares como este.

Increíble el retroceso del glaciar en tan solo 30 años. Schwarze Lütschine